Quiero compartir una pequeña experiencia con vosotr@s porque estoy seguro de que también os puede servir.

El otro día fui a una oficina de correos a recoger un paquete que alguien me había enviado. La ofician estaba en la calle Alcalde López Casero de Madrid. A muchos de vosotros seguramente esta calle no os dirá nada ni os sugerirá ningún tipo de emoción. Sin embargo, en mi caso el otro día fue distinto. (más…)

Anuncios