El Corte Inglés ya ha puesto las luces de los adornos navideños. Señal inequívoca aquí en España de que el año se está acabando. A mí, tradicionalmente, este es un tema que he de reconocer que me suele causar cierto desasosiego. “Tantas cosas todavía por hacer y me estoy quedando ya sin tiempo”.  Como hacía cuando estaba estudiando, es época de exámenes y ya no hay excusa: hay que estudiar y echar el resto.

Los últimos dos meses del año se convierten en una especie de montaña rusa en la que intentas solucionar lo que, probablemente, podrías haber solucionado ya hace meses si hubieras funcionado con rigurosidad en la planificación. Y a veces pienso: “no te esfuerces tanto, si ya está todo el pescado vendido. Lo que no hayas hecho ya no lo vas a hacer ahora”. Pero sigo adelante. (más…)

Anuncios

Si echamos un vistazo a nuestro día a día, probablemente nos demos cuenta de que nos sentimos desbordados de cosas que hacer y no conseguimos el tiempo necesario para poder despachar tantos asuntos. Muchas veces, en mis seminarios he planteado este tema con los asistentes. Directivos, vendedores, administrativos, todos ellos coinciden siempre en que es muy frecuente no ser capaces de hacer todo lo que hay que hacer. Algunas de estas personas me ha dicho “es que no tengo tiempo”. ¿Te suena?.

Pues bien, mi respuesta a esta afirmación ha sido siempre la misma: “tú tienes el mismo tiempo que el resto del mundo. Tus días son de 24 horas como todos. La verdadera cuestión es cómo organizas tu tiempo”. Es en este punto en el que radican las diferencias entre las personas que consiguen resultados excelentes y las que consiguen resultados medios en su desempeño.

En el presente artículo y en otra entrega posterior, abordaremos las principales cuestiones que intervienen en una adecuada gestión del tiempo. Esta es la clave del desempeño y, por tanto de los resultados.

En esta primera entrega, hablaremos de dos conceptos iniciales y básicos en nuestro sistema de gestión del tiempo: la priorización de tareas y la no postergación (el cumplimiento de los plazos). En la siguiente entrega hablaremos de los principales ladrones del tiempo y de los imprevistos y ofreceremos fórmulas para gestionar con eficacia estas situaciones. (más…)

Hablando de planificación y organización hay una serie de premisas que necesariamente tendremos que tener en cuenta si queremos conseguir los resultados deseados y llevar a buen puerto nuestros proyectos. Son muchas las ocasiones en las que nos planteamos “hay que hacer esto o lo otro” y lo cierto es que luego, por alguna u otra razón no lo hacemos en tiempo y forma.

¿Por que esto es así?. Yo tengo el convencimiento de que no encontramos la motivación suficiente que nos impulse a acometer nuestros planes. Sabemos que tendríamos que hacerlo pero no asociamos suficiente placer al hecho de conseguirlo o suficiente dolor al hecho de no ponerlo en marcha. La motivación es el 80% del éxito. Es una condición necesaria aunque no suficiente. (más…)

Para gran parte de nosotros, el tiempo se ha convertido en un recurso escaso, preciado y muy difícil de gestionar. En muchas ocasiones, tenemos la sensación de “no tener tiempo para nada y de vivir inmersos en un profundo caos”.

Comienzan a aparecer síntomas como un aumento del estrés y del agobio que nos llevan sin aliento a lo largo de todo el día. Cometemos más errores de la cuenta y tenemos que repetir algunas cosas varias veces para conseguir unos resultados que, en muchas ocasiones, son realmente pobres. En las relaciones con los demás, tanto a nivel personal como profesional, aparecen conflictos que vuelven a realimentar nuestro desánimo y nuestra sensación de malestar.

¿Has sentido o experimentado alguna de estas situaciones en algún momento?. No se pasa nada bien, ¿verdad?. (más…)