Pablo Neruda. Premio Nobel de Literatura

En la vida muchas veces no tomamos decisiones por miedo a las consecuencias. El cambio nos atemoriza. Romper con nuestro entorno habitual, modificar hábitos y costumbres o, simplemente intentar cosas nuevas es algo que nos da respeto. Muchos de nosotros tenemos unas barreras internas que nos limitan nuestras posibilidades y nos impiden descubrir nuevas oportunidades.

Muchas veces, conscientes de que deberíamos de cambiar no lo hacemos y, como mecanismo de defensa, nuestra mente genera todo tipo de argumentos y justificaciones: “estamos en crisis”, “es que las cosas son muy difíciles”, “es que la gente es de lo que no hay”, “es que tengo mala suerte”.

Detrás de esto se esconde una realidad: “Únicamente tú eres el que provoca tus resultados”. (más…)

Anuncios