Una recomendación general, en la que coinciden todos los autores, con respecto a la inversión económica es: “Investiga antes de invertir”. Infórmate y reflexiona antes de dedicar tu dinero a una inversión delicada y cuantiosa. Esta es una de las leyes más importantes en lo que se refiere al dinero. Párate a pensar en lo que te ha costado ganar lo que estás pensando en invertir. ¿Crees que puede merecer la pena estudiar bien dónde invertir ese dinero antes de tomar una decisión al respecto?. Seguro que sí.

Verifica cada detalle
No te permitas nunca tomar decisiones a la ligera en materia de dinero. Has trabajado mucho y durante mucho tiempo para conseguirlo como para arriesgarte ahora a perderlo de un plumazo. Cuando te plantees realizar una inversión, recopila y analiza toda la información que sea posible antes de tomar una decisión o adquirir un compromiso.

Pregunta y pide cuanta información pueda ser relevante. Exige información honesta, fiable y adecuada. Si tienes cualquier duda o te falta cualquier información, seguramente sería mejor que guardaras otra vez tu dinero antes de especular o asumir el riesgo de poder perderlo.

El dinero se pierde fácilmente
Un primer principio relacionado con el dinero es el siguiente: “la única cosa fácil relacionada con el dinero es perderlo”. Es muy complicado conseguir dinero para invertir en un mercado tan competitivo como en el que nos encontramos y, sin embargo, es sumamente fácil perderlo. Piensa por un instante en tu realidad. ¿Cuánto tardas en gastar la nómina o los ingresos que generas cada mes?. ¿Qué porcentaje de tus ingresos puedes dedicar al ahorro?. Complicado, ¿verdad?.

Ahora piensa en lo que tardas en ahorrar una cantidad que consideres respetable. El dinero parece irse más rápido de lo que se queda. ¿Estás de acuerdo?.

La mejor regla de todas
En vista de lo anterior, el mejor consejo que te puedo dar es “No pierdas el dinero”.

Piensa en tu dinero como si fuera una parte de tu vida. Tienes que cambiar un cierto número de horas, semanas e incluso años de tu vida para generar el dinero que luego podrás utilizar en tus ahorros e inversiones. Ese tiempo es irremplazable. Es una parte de tu preciosa vida que se ha ido para siempre. Cuando pierdes dinero, estás perdiendo el tiempo dedicado a conseguirlo. Cuida el dinero más que perderlo y acabarás consiguiendo una seguridad económica.

Se certero en tus inversiones
Otro principio: “Si piensas que te puedes permitir perder un poco, acabarás perdiendo mucho”.

Las personas que piensan que tienen tanto dinero que pueden permitirse perder un poco acaban perdiendo mucho a lo largo de sus vidas. Pregúntate ¿qué pasaría si perdieras un uno por ciento en una inversión determinada. ¿Podrías soportarlo?. Si no es así, mejor no hagas esa inversión.

Ejercicios para la acción

Aquí hay dos cosas que puedes poner en marcha inmediatamente para mejorar tus resultados económicos.

Primero, piensa en los diferentes errores de índole económico financiero que has cometido en tu vida. ¿Qué tienen en común todos ellos?, ¿qué puedes aprender de ellos?. Recuerda que un buen diagnóstico es la mitad de la cura.

Segundo, invierte solo en cosas sobre las que entiendas y en las que confíes plenamente. Invierte en ámbitos relacionados con tu área de conocimiento. Ten en cuenta únicamente consejos de gente que tenga éxito financiero. Juega con seguridad. Es preferible congelar tu dinero que invertir en la posibilidad de perderlo, sobre todo si tienes en cuenta el tiempo y esfuerzo que te ha costado conseguirlo.

Anuncios