La cosa más importante que puedes hacer para triunfar, tener éxito y ser feliz es controlar cómo percibes tu entorno. Tu estado de ánimo depende de cómo percibes la realidad. “Lo importante no es lo que pasa, sino cómo lo percibes”. Asegúrate de que lo que ves y escuchas está en línea con los objetivos que te has marcado. Están en línea con tus metas.

Escucha cosas que te acerquen a tus objetivos
Escucha audiolibros y otros materiales que te aporten y te enriquezcan cada vez que tengas un rato. Escúchalos en el coche mientras conduces, mientras corres por las mañanas, mientras viajas en el metro. Verás como tienes tiempo para escuchar de todo, no solo música. Escuchar este material te enriquecerá como persona y te formará como profesional. Además, supone un paso importante que te acerca a tus objetivos. A medida que sabes más de un tema, tu estado de ánimo mejora y te vuelves más positivo.

Asiste a cursos y seminarios
Asiste a cursos impartidos por personas y empresas que sean referentes en tu sector de actividad y aprende cuanto puedas. Aprende de los expertos. Hazles preguntas, escríbeles cartas y e-mails, lee sus libros y artículos y escucha cuanto puedas de las personas importantes del sector en el que tú quieres desarrollarte. “Empápate” de la sabiduría de los mejores.

Acércate a las personas adecuadas
Siempre que puedas elegir, asóciate únicamente con personas positivas y orientadas al logro de sus objetivos. Rodéate de ganadores. Vuela con las águilas y no con las gallinas. Sepárate de las personas que “no van a ningún sitio” y evita a las personas negativas. Aléjate de los compañeros negativos. Si tienes un jefe negativo, considera seriamente la posibilidad de cambiar de trabajo. Asociarse de forma permanente con personas negativas es suficiente para que no consigas tus logros nunca, con la frustración y sentimiento de fracaso que ello conlleva. ¿Es eso lo que quieres? Asóciate solo con personas positivas, con ganadores.

Visualiza tus objetivos
La última cosa a hacer antes de acostarte y la primera nada más levantarte podría ser visualizar tus objetivos “como si” ya los hubieras conseguido. Ve lo que verías si ya lo hubieras conseguido, escucha lo que escucharías y siente lo que sentirías. Esta es la forma de activar y alinear tu subconsciente hacia el logro. Visualiza tu objetivo cumplido, con todo detalle justo antes de dormirte. Mírate a ti mismo con el objetivo conseguido, triunfando y con el máximo nivel de recursos y capacidades.

Alimenta tu mente con imágenes y experiencias positivas
Mírate a ti mismo mentalmente viviendo el tipo de vida que quieres vivir. Mírate a ti mismo con el tipo de relaciones, el coche, la salud o la casa que deseas tener. Hazlo justo antes de dormir y nada más levantarte. Estos son los dos momentos del día en los que tu mente se encuentra más receptiva a tus mensajes. Si la programas adecuadamente, tu mente trabajará para ayudarte a conseguir tus objetivos.

Ejercicios para la acción
Aquí tienes tres cosas que puedes poner en marcha para desarrollar tu actitud positiva.

Primero, identifica los aspectos en los que te gustaría desarrollarte y consigue material relacionado con éstos. Asiste a cursos, escucha audiolibros y lee libros sobre estas cuestiones,

Segundo, identifica las personas negativas y positivas que tienes a tu alrededor. Decide hoy apartarte de las personas negativas y haz un plan para rodearte de personas positivas y que te aporten.

Tercero, practica la visualización de manera continuada, viendo “como si” ya hubieras conseguido tus logros y objetivos. Esta percepción de la realidad te situará en un estado de ánimo positivo que te ayudará a conseguir cada día mejores resultados.

Anuncios